Lidera tu equipo como un manager de béisbol

beisbol

El béisbol es un deporte en el que las estadísticas juegan un papel fundamental. El desempeño de cada jugador se mide con parámetros estrictos e inalterables que describen su acción en el campo de juego.

En este juego, cada integrante tiene un papel relevante para alcanzar el éxito del equipo, que depende de los talentos de cada uno, pero depende también de las decisiones que toma su manager, quien es el guía que lidera y evalúa qué jugador es necesario en un momento dado.

El rol de un mánager de béisbol tiene una serie de responsabilidades que lo asemejan a los grandes líderes empresariales. Obtiene lo mejor de su equipo y busca compensar sus posibles debilidades, manteniéndolo estimulado, enfocado al éxito y cohesionado, ya que de nada sirve tener muchas estrellas que no engranen en el conjunto como un todo.

A continuación te presento unas moralejas extraídas del beisbol, que desearás tener presente a la hora de dirigir tu emprendimiento hacia el éxito.

1.- Selecciona cuidadosamente a tu equipo

Conformar un equipo de talentos destacados y de alto valor no te rendirá el éxito que esperas si no funciona como grupo. Un ejemplo de ello son los Yankees de Nueva York, quienes cada año reclutan nuevas estrellas para incluirlas en su rotación y, pese a estar siempre en los primeros lugares en la temporada regular, no han logrado ganar la serie mundial en unos cuantos años.

Los equipos que alcanzan el campeonato son aquellos que equilibran sus grandes talentos con otros jugadores que se encargan de hacer el trabajo, es decir, hacen el trabajo en conjunto y tienen la motivación para salvar al equipo en momentos difíciles.

2.- Comparte las experiencias en tu equipo

En todo equipo de béisbol hay jugadores con más experiencia y otros novatos, los managers aprovechan a los más experimentados para que ayuden a los más jóvenes a desarrollar plenamente sus habilidades. Confía en la experiencia de tu personal y haz que la compartan con los demás. Incluso te pueden resultar de utilidad para planear tus estrategias.

3.- Sigue tu instinto

Una vez el manager de los Yankees de Nueva York, Joe Girardi, decidio sacar del juego al mejor tercera base de las Grandes Ligas en ese momento, Alex Rodríguez, en la novena entrada de un juego de Playoff, reemplazándolo por Raúl Ibáñez, un bateador emergente experimentado.

Ibáñez en ese turno conectó un jonrón y luego otro en el doceavo inning, gracias a lo cual los Yankees ganaron el juego. Al ser consultado por la polémica, pero efectiva decisión, Girardi se limitó a contestar: “Sólo seguí mi instinto”. A veces confiar en el instinto puede hacer la diferencia que determine el éxito.

4.- Toma decisiones difíciles y sé consistente en ellas

Terry Francona, gerente general de los Medias Rojas de Boston, tuvo que tomar una difícil decisión cuando su equipo estaba a punto de ser eliminado por los Yankees de Nueva York, en los Playoff de 2004.

En ese momento, pese a todas las críticas, decidió mantener en la alineación a Johnny Damon pese a que no estaba en su mejor momento. Sin embargo, Damon fue determinante para la ofensiva de los Medias Rojas, que lograron una de las más memorables remontadas en el béisbol.

Francona confió en su jugador y tomó la decisión de mantenerlo cuando todo el mundo pedía cambiarlo. A veces ir contra la corriente puede generar resultados, recuerda el único modo de conocer el resultado de una decisión es poniéndola en práctica.

5.- Genera confianza en tu equipo

Siempre llegarán momentos difíciles que pueden afectar el desempeño de tu grupo de trabajo. Bruce Bochy, manager de los Gigantes de San Francisco, se enfrentó a la adversidad cuando su pitcher cerrador se lesionó, mientras que sus dos mejores lanzadores abridores y su jardinero estrella fueron suspendidos por reprobar el antidopping.

Bochy, no perdió la calma e hizo los ajustes en su alineación de manera que su equipo mantuviera probabilidades de ganar. Por ello, y contra todo pronóstico, ese año los Gigantes llegaron a su segunda serie mundial en tres años.

Toma lecciones oportunas ante las dificultades e infunde confianza en tu equipo para superar los obstáculos.

 

Deja tu Comentario

*Campos requeridos Please validate the required fields

*

*

});