La comunicación no verbal, una gran aliada

 

business team

Cuando hablamos con alguien en persona o estamos delante de un auditorio, nuestra posición corporal puede expresar tanto como lo que estamos diciendo en palabras. De allí la importancia de tener un dominio sobre nuestra comunicación no verbal, todos esos gestos que pueden reforzar nuestro mensaje y dar una excelente impresión a nuestros interlocutores.

Para tener una comunicación no verbal efectiva, es necesario dominar el tema que estamos exponiendo, además de estar sinceramente convencidos y entusiasmados él, lo que sin duda le agregará credibilidad a nuestras palabras y seguramente contagiará el entusiasmo en quienes te escuchen.

A continuación te presento algunos detalles que te ayudarán a hacer llegar tu mensaje con mayor contundencia.

–          Ubicación: Busca un lugar en el que el público pueda verte y tú a ellos, si tienes material de apoyo visual, que pueda verte a ti y a la presentación simultáneamente.

 

–          No mover demasiado las manos: Esto podría desviar la atención y dejar una impresión de inseguridad sobre lo que decimos. Para evitarlo, practica tus movimientos en el espejo para que tengas un mayor dominio de ellos.

 

–          Dominar el tono de voz y la respiración: Adecuar tu voz al espacio, la cantidad de público y el mensaje, además, la vocalización, la entonación y el manejo de la respiración permitirá agregarle más emoción a tus palabras.

 

–          Cuida tu vestimenta: La ropa dice mucho, por ello debe estar acorde al contexto y al tipo de presentación.

 

–          Sonríe: Hay que mostrar una postura relajada, confiada y permitirse sonreír.

 

–          Dirige la mirada al público: Así demuestras que estás interesado en mantener su atención, no dirijas tu mirada a una sola persona o al aire, es recomendable mirar de forma equilibrada a todas las personas que nos escuchan.

 

–          Muévete, pero no demasiado: No puedes estar rígido como una simple cabeza parlante, pero tampoco camines sobre el escenario como si quisieras marear al público.

 

–          Evita posiciones defensivas: Cruzarse de brazos o recostarse mientras te hacen una pregunta es señal que te encuentras a la defensiva, lo mismo que parapetarse detrás de atriles y podios, excepto cuando es estrictamente necesario. Manten una actitud segura de principio a fin.

 

–          Conócete a ti mismo: si conoces tus emociones estás más cerca de controlarlas, trabaja con tus miedos e inseguridades y te será fácil encontrar el camino al éxito.

 

 

Por último, te damos un dato sacado de los estudios del Dr. Albert Mehrabian, según el cual la comunicación es un 55% lenguaje corporal, 38% el tono de voz y sólo un 7% las palabras que dices, ten en cuenta estos números y practica tu lenguaje corporal y el dominio de tu propia voz para y serás cada vez más convincente en tus exposiciones.

 

Si te pareció buena esta información puedes compartirla

También deseo invitarte a participar en las Conferencias On Line Gratuitas que semana a semana tengo para ti, solo debes registrarte con tu email aquí  

Deja tu Comentario

*Campos requeridos Please validate the required fields

*

*

});