Algunos consejos sobre redacción publicitaria

maquina

“Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento”.

Voltaire (1694 – 1778)

La redacción publicitaria tiene particularidades que la diferencian de la redacción literaria y la redacción periodística. Para crear un mensaje efectivo, se debe elaborar en base a una idea concreta que motive a la acción a quien lo perciba.

Se trata de redactar en términos de persuasión hacia las ventas que se hace por medio de vinculaciones a deseos, necesidades, gustos, preferencias, temores y emociones en general que permitan una mayor atención y evocación por parte del público.

Para lograr un buen mensaje publicitario, hace falta que el redactor esté en contacto con su entorno y analice detalladamente al destinatario del mensaje, su manera de hablar y de entender el mundo, sus necesidades y anhelos, a partir de allí puedes generar maneras de llevar tu mensaje más fácilmente, ofreciéndoles soluciones a aquello que buscan.

A la vez, debe tener una estructura definida y emplear vocablos precisos para lograr que sea breve y contundente. Los mensajes claros y concisos son más fáciles de recordar y tienen mayor capacidad persuasiva que aquéllos que emplean palabras desconocidas por su público objetivo o que se pierdan en explicaciones exhaustivas.

Una redacción efectiva no se logra de un momento a otro, eso que llaman chispa creativa no es más que un cliché que pocas veces se cumple, pues las ideas surgen luego de muchos esfuerzos, errores y tachaduras que lo que menos tiene es de fortuito.

Por ello, es muy recomendable leer constantemente sobre distintos temas, ver películas y mantener un ejercicio constante de la escritura. Así tendrás un mayor léxico que permitirá a tu cerebro tener más de dónde escoger las palabras adecuadas y temáticas frescas. Recuerda que aquello que llaman creatividad es más una  combinación de ideas precedentes de algo salido de la nada.

Alimentar constantemente tu repertorio cultural con diversos temas te permitirá desarrollar el pensamiento lateral, la principal herramienta de la creación, ya que combina los conocimientos previos para resolver problemas y generar nuevas ideas.

Para un mensaje publicitario, Kris Mills, una escritora publicitaria australiana que ha logrado bastante éxito para sus clientes, ofrece unos breves consejos.

–          Conoce al público receptor del mensaje.

–          Cuanto más se dice, más se vende.

–          Identifica un problema y sugiere una solución.

–          Explica cómo solucionar un problema.

–          Muestra pruebas de resultados específicos y mencionando garantías, así logras combatir el escepticismo.

–          Explica cuál es la diferencia de lo que se ofrece.

–          Pide que actúen de acuerdo a una oferta y destacando su lapso de duración.

–          Incluye cupones en los que les solicites cierta información.

–          Indica un número de referencia para facilitar la medición de tu acción publicitaria.

Además de lo que Mills recomienda, te aconsejo pensar en textos imaginativos que provoquen emociones positivas con las que el público se pueda identificar y que de algún modo puedas vincular a tu producto.

Deja tu Comentario

*Campos requeridos Please validate the required fields

*

*

});